El Proyecto Visible Thinking dispone de toda una colección de rutinas clasificadas para poder utilizarse según su finalidad. Aquí te recomendamos la rutina “Relacionar-ampliar-preguntar” muy útil para trabajar al final de una lección o unidad.

Finalidad: ¿Qué tipo de pensamiento fomenta esta rutina?

Esta rutina ayuda a los estudiantes a hacer conexiones entre las nuevas ideas y los conocimientos que ya posee. También les anima a hacer un balance de las cuestiones que se están trabajando y dificultades, a medida que reflexionan sobre lo que están aprendiendo.

Aplicación: ¿Dónde y cuándo podemos usar esta rutina?

Lo mejor es utilizarla después de que los estudiantes han aprendido algo nuevo. No importa lo mucho que han aprendido- puede ser el valor de una lección o el valor de una unidad-. La rutina es ampliamente aplicable: puede usarse después de haber explorado una obra de arte o cualquier contenido del currículum. Prueba a hacerlo como reflexión durante una lección, después de un proyecto largo o al completar una unidad de estudio. ¡Pruébalo después de otra rutina!

Método: ¿Cómo podemos utilizar esta rutina?

Esta rutina funciona bien con toda la clase, en pequeños grupos o individualmente. Registra visualmente las ideas de los estudiantes. Si está trabajando en un grupo, pide a los estudiantes compartir algunos de sus pensamientos y recoger una lista de ideas en cada una de las tres categorías o haz que los estudiantes escriban sus respuestas individuales en un post-it y añadirlos al tablero de la clase. Es necesario mantener el pensamiento visible de los estudiantes vivo en el tiempo: añadiendo continuamente nuevas ideas a las listas y revisar las ideas y cuestiones en el tablero, conforme vamos trabajando la comprensión en torno a una lección.

Descarga ficha.